Hace un tiempo le comentaba a alguien como era el trabajo en que estaba, generalmente suelo encontrar primero todos los defectos del infierno laboral, y curiosamente al que le estaba contando me pregunto cuanto tiempo llevaba trabajando, yo conteste: tres dias.

Conclusion.
Sea cual sea el trabajo en donde yo este, siempre sera todo lo que odio.


Y porque... ¿?

Porque no me gusta trabajar.

Siempre en el primer dia la persona que esta al lado mio, que en general es la primera que me da un poco sociabilidad, la imagino de igual modo todos los dias previos a nuestro encuentro... siempre igual. Veo como la jerarquia admira el trabajo de sus ovejas. Y me siento feliz de ser una oveja. Una oveja que va de rebaño en rebaño...

Quizas haga algo para cambiarlo...

1 Response to

  1. Anastazja says:

    ... este mundo no fue hecho para los ni�os de corazon...akellos ke solo kieren jugar, existir sin las opresiones de la vida moderna....como dice la cancion...tanta ciencia...nos ha llevado a nada...solo a fabrikar seres automatas ke ya no tienen ni un segundo para alzar la vista al celeste cielo....
    la civilizacion occidental llevo a las almas a la ruina...al vivir sin sentido....
    ..pero nosotros estamos fuera de el mundo...por eso sufrimos tanto y tenemos conciencia de la makinaria infernal ke envuelve todo y ke el uniko proposito es destruir los espiritus lucidos....
    ...pero aun seguimos respirando nuestro aire de infancia...
    ...solo keda resistir..y jugar en nuestros peke�oss espacios de luz....en los destellos de magia ke aun nos da la vida....

Publicar un comentario