dependencias


Es horrible tratar de entrar en el mundo humano.

En principio todos te dan la bienvenida, te acogen muy gratamente y te abren las puertas a toda la información existente. Luego te hacen caminar con los ojos vendados en un acto de iniciación para demostrarles tu confianza. Avanzas en un sendero sin obstáculos que te hace creer en ellos. Una vez pasa el tiempo nadie quita tu venda, lo haces por ti mismo y descubres estar en un coliseo vacío. Nada ni nadie te hace dudar de lo frió del lugar y recuerdas los abrazos y las esperanzas de tu bienvenida.

No se debe depender de nadie.

credibilidad


Señor asqueroso con uñas podridas y rumiante que con suerte le sale la voz para informarse y cuestionar a su paciente, le informo que se ha ganado mi odio. Siéntase afortunado

Cuando era pequeño solía mentir en muchas situaciones. A veces por aceptación, otras para evitar problemas. ¿Quien no ha mentido a tal edad?

Mi madre no confiaba demasiado en mi, siendo que mis mentiras no eran extremadamente graves. Eso hasta el día de hoy sigue siendo igual, pero solo por parte de ella.

No recuerdo como ni porque, pero deje de hacerlo a tal punto de sentirme mal e incomodarme totalmente, ademas trato de no dañar a nadie... lo mas cercano y constante que hago es evadir las respuestas o mantener silencio, cosa que algunos ven como derivaciones de mentiras, pues yo no. Si no me siento cómodo con alguna pregunta no tengo el deber de responderla, menos con personas que no respeto, tengo afinidad o estimo.

El punto es que ya he dejado de mentir casi en su totalidad, y cuando alguien dice no creerme es un insulto que no tolero.

Para nadie las mentiras son actos de cobardía y toxicidad, todos las odian, aunque también todos las dicen. Pues yo no lo hago y prefiero decir hasta las peores verdades, aunque cueste sufrimiento o momentos incómodos para la otra persona o para mi mismo.

No espero menos de los demás, pero ellos no acostumbran a ser transparentes.

En el mundo donde vivía todos eran así. Creo que de vez en cuando volveré para no sentirme tan incomodo con mis nuevos vecinos humanos.